6 claves para escoger un curso de Mindfulness online

¿Estás considerando la posibilidad de hacer un curso de Mindfulness online?

Hoy hablamos de los seis aspectos claves que pueden ayudarte a valorar las distintas opciones y a tomar una decisión como, por ejemplo, la flexibilidad, que el curso se adapte a tus horarios y la presencia de un tutor o tutora especializad@ que te acompañe y resuelva tus dudas. También, que el curso tenga un enfoque práctico y un grupo con el que compartir el aprendizaje y valorar la motivación que te mueve a realizarlo.

Aquí profundizamos en los seis factores:

  1. La flexibilidad. Si lo que buscas es un curso que te permita organizar tu tiempo de aprendizaje, es importante que averigües si las actividades del curso son síncronas, es decir, que requieren de una conexión en un día y hora concretos o, por el contrario, puedes organizarte para realizar las actividades requeridas en el momento más adecuado para ti.
  2. La tutorización. Aunque el estudio lo lleves a cabo desde casa o desde tu lugar de trabajo, es fundamental saber si habrá alguien acompañándote en el proceso de aprendizaje, atendiendo a tus consultas y conocer cuál es su perfil. Existe en la actualidad una oferta amplia y variada de cursos de Mindfulness online pero no siempre hay un instructor o instructora que esté acreditado para ello. Como sucede en la formación presencial, el maestro es determinante así que indaga quién hay detrás del curso y si podrás acceder a él o ella de forma fácil.
  3. La práctica. Mindfulness es una habilidad que se aprende y desarrolla practicando, así que, si quieres aprender este tipo de meditación, valida que el curso contenga prácticas. Pueden ser audios o videos con meditaciones guiadas u otros ejercicios de movimiento consciente, tipo yoga o relajación, pero, en cualquier caso, prácticos. Al igual que aprendemos a nadar nadando o a ir en bicicleta montando en ella, aprendemos Mindfulness practicando.
  4. El grupo. Aunque curses el programa desde casa, en solitario, el grupo es una fuente de apoyo y enriquecimiento. A través de los espacios compartidos, como los foros, podrás sentir el calor de las personas que, al igual que tú, han decidido aprender Mindfulness y, con sus aportaciones, enriquecer tu propio aprendizaje. Actualmente, se dice que los cursos se co-crean entre todos los participantes gracias a las herramientas de comunicación disponibles; es sorprendente ver los vínculos que se establecen y que hacen de cada curso algo distinto y único.
  5. Aprendizaje en todas las esferas. Al ser Mindfulness una práctica, cada persona tiene su propio ritmo de aprendizaje. Por ello, es importante que el programa sea gradual, que te permita ir haciendo descubrimientos, y tenga en cuenta también elementos que van más allá de lo que aprendes en el Aula para que el curso sea una vivencia que puedas extrapolar a otros ámbitos. En definitiva: que te permita llevar Mindfulness a tu vida.
  6. La motivación. Finalmente, aunque no por ello menos importante, reflexiona sobre cuál es tu motivación; en ella encontrarás la fuerza y la disciplina para buscar un hueco en tu día a día y destinarlo a la práctica de Mindfulness. Es probable que esta motivación cambie a medida que avanza el curso y sean los mismos efectos de Mindfulness en tu vida los que te motiven a seguir adelante. En cualquier caso, tener clara la motivación, el por qué quieres hacer este curso, es el impulso necesario para ponerte en marcha y seguir hasta el final.

Hemos elaborado estos seis puntos a partir de la experiencia acumulada tras 2 años impartiendo el curso de Mindfulness MBSR online, que ya han realizado más de 800 personas. Hemos combinado nuestra experiencia como instructores de Mindfulness con las últimas tendencias en la formación online para que el curso sea una experiencia poderosa de transformación personal.

Si quieres ver cuál es el resultado, te invitamos a que visualices este video sobre el curso MBSR online.

2017-09-22T12:27:54+00:0020/09/2017|Blog|Sin comentarios

Deja un comentario